español english
, . Hora :
 
guía de empresas
   
 
I. Cómo crear una empresa
Pensando en su empresa
Fichas informativas:
II. Cómo acceder a subvenciones
Castilla-La Mancha
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

subir

 
Enlaces

Ayudas e incentivos para empresas

Ventajas financieras

Apoyo a Emprendedores 2013

Proyectos

Proyecto
Red de Accesibilidad

Costes ABC

Proyecto
Plan Estratégico

Asociación de Fabricantes de Puertas y Afines de Castilla-La Mancha

Puerta de la Mancha

Centro Virtual de Iniciativa Empresarial

Centro Comercial Espacio4

Enlaces

Sevicio de Prevención Mancomunado de CLM

Asociación Centros Especiales de Empleo de CLM

   

Autoempleo > Guía de creación de empresas



Uno de los aspectos que conviene analizar a la hora de llevar a la práctica la idea de crear una empresa es el análisis del tipo de organización que más conviene y se adapta a los fines en que estemos interesados.

Para ello, debemos determinar la estructura empresarial con el conocimiento suficiente de la realidad jurídica que se pretende poner en marcha, a fin de no poner frenos en el desenvolvimiento de la actividad, esto es, conocer los aspectos procedimentales de creación de la empresa y sus consecuencias formales, fiscales, laborales, organizativas y de responsabilidad de cuantos forman parte de la empresa.

En el desarrollo del proceso de creación de la empresa conviene, pues, tener en cuenta factores que a priori nos vengan a determinar el tipo de empresa que más se ajusta a nuestras necesidades, es decir, la forma jurídica de la empresa.

En este sentido, los dos grandes grupos bajo los que puede organizarse las empresas son:

La decisión de constituirse bajo una u otra fórmula radica, generalmente, en criterios de organización y responsabilidad frente a terceros.

El empresario individual.
Conceptuado como la persona física que ejerce habitualmente en nombre propio una actividad empresarial, debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de edad.
  2. Tener la libre disposición de sus bienes.

Es el propietario único de la empresa que gestiona y por lo que percibe todos sus beneficios, ya que es el que aporta todo el capital y trabajo necesarios para el desarrollo de la actividad, que dirige personalmente, bajo un nombre comercial y bajo su responsabilidad personal e ilimitada frente a terceros.

El empresario deberá tener en cuenta que, en el desarrollo de su actividad, ha de cumplir con la exigencia de determinadas obligaciones, tanto en materia laboral y de Seguridad Social como en materia fiscal. A título enunciativo cabe destacar, en el ámbito laboral y de Seguridad Social, entre otras, las siguientes:

Igualmente, cabe señalar que en el desarrollo de la actividad empresarial habrá de cumplir con las siguientes obligaciones de carácter tributario:

Las sociedades mercantiles.
Conceptuadas como asociación voluntaria de personas que, bajo una misma denominación o razón social (subjetiva u objetiva), constituyen un fondo patrimonial común, integrado por aportaciones de los socios, que podrán consistir en capital, bienes o industria.
Deberán de cumplimentar para obtener personalidad jurídica los siguientes trámites:

Asimismo, desde el punto de vista laboral y de Seguridad Social, las empresas que se constituyan bajo cualquier tipo societario deberán realizar los trámites que a continuación se detallan:

En materia fiscal, la sociedad deberá cumplir con las siguientes obligaciones tributarias:

En caso de que el local donde se vaya a instalar la empresa (ya sea empresario individual o sociedad mercantil) requiera reforma y, por tanto, reparaciones y obras, ésta necesitará previamente una licencia de obras del Ayuntamiento correspondiente. Asimismo, para iniciar la actividad necesitará el permiso de apertura del local o locales donde se desarrolle ésta, que se solicitará, también, ante el Ayuntamiento.

Conviene destacar, no obstante, que pueden existir ciertas actividades empresariales que, además de los trámites anteriormente señalados, deban llevar a cabo otros trámites específicos.