español english
, . Hora :
 
guía de empresas
   
 
I. Cómo crear una empresa
La idea de crear una empresa
Fichas informativas:
II. Cómo acceder a subvenciones
Castilla-La Mancha
 
 
 
Enlaces

Ayudas e incentivos para empresas

Fomento de iniciativas empresariales de economía social

PROGRAMA DE PROMOCIÓN DE COOPERATIVAS Y SOCIEDADES LABORALES

Apoyo a Emprendedores 2013

Proyectos

Proyecto
Red de Accesibilidad

Costes ABC

Proyecto
Plan Estratégico

Ventajas financieras

Puerta de la Mancha

Centro Virtual de Iniciativa Empresarial

Centro Comercial Espacio4

Enlaces

Sevicio de Prevención Mancomunado de CLM

Asociación Centros Especiales de Empleo de CLM

   

Autoempleo > Guía de creación de empresas



En las siguientes líneas pasaremos a desarrollar el proceso de creación de una empresa a través de dos elementos:

La idea

En la actualidad, el hecho de crear una empresa y, en concreto, una Pequeña y Mediana Empresa (PYME), se ve acompañado de un alto grado de incertidumbre en función de las características que presenta el mundo económico actual, y más específicamente la alta competencia existente en cada uno de los sectores de actividad.
No basta con crear simplemente una empresa, sino que se trata de asegurar su viabilidad y su futuro, para lograr que los recursos dedicados no se malgasten inútilmente.
Todo proyecto de empresa se desarrolla en torno a una idea, que surge como consecuencia de la detección de oportunidades de negocio, en la producción de bienes o servicios demandados por la sociedad. ¿Cómo surge la idea? De múltiples formas. Por ejemplo:

  • Por la invención.
  • Por las aficiones o hobbies.
  • Por la observación de las tendencias sociales y nuevas necesidades.
  • Por la investigación de nuevos usos para cosas ordinarias.
  • Por la experiencia en el trabajo, mediante:
    • Perfeccionamiento de procesos productivos o de servicios.
    • Nuevos conocimientos, nuevos productos innovadores.
    • Nuevos servicios.

Es imprescindible preguntarse cuál es la necesidad que se pretende cubrir y constatar que no está ya cubierta por otro producto o servicio. En caso contrario, comprobar si este hecho se produce de modo adecuado.

El promotor

Antes de comenzar a plasmar el diseño de nuestra idea sobre el papel, es necesario reflexionar sobre uno mismo, ya que no todas las personas poseen las cualidades y los conocimientos para crear una empresa y dirigirla después (se pueden adquirir). Por ello, primero deberemos considerar los siguientes aspectos:

  1. Nuestras cualidades personales, valorando:
    • Capacidad para asumir riesgos y afrontarlos.
    • Capacidad organizativa.
    • Capacidad creativa e innovadora.
  2. Nuestros conocimientos profesionales:
    • Experiencia en el trabajo, a poder ser en el sector en el quepensamos competir.
    • Conocimiento de experiencias ajenas similares.
    • Evolución del entorno y, en especial, nuevas oportunidades demercados y de productos.
    • Conocimientos comerciales y técnicos.
    • Experiencia como empresario o gerente.

Es muy posible que no tengamos los conocimientos profesionales necesarios; por eso, deberemos conseguir un complemento, bien mediante la formación y preparación en aquellas materias carenciales, bien mediante la búsqueda de socios que complementen nuestros conocimientos, o simplemente mediante la contratación de servicios exteriores especializados (consulting, gestorías, asesorías jurídicas, profesionales especializados...).

En cualquier caso, si sentimos gran entusiasmo por nuestra idea, y nos encontramos dispuestos a asumir riesgos y a trabajar duro, podremos traducir nuestra idea al papel, desarrollando por escrito un proyecto de empresa, que aclare la presunta viabilidad de nuestra iniciativa, acercándonos a la realidad del sector donde pensamos introducirnos.

El primer elemento material a estudiar, por su importancia, será el lugar donde vamos a iniciar la actividad. Para ello, deberemos buscar uno que cumpla los requisitos de dimensión.