español english
, . Hora :
 
guía de empresas
   
 
I. Cómo crear una empresa
La idea de crear una empresa
Fichas informativas:
II. Cómo acceder a subvenciones
Castilla-La Mancha
 
 
 
Enlaces

Ayudas e incentivos para empresas

Ventajas financieras

Apoyo a Emprendedores 2013

Proyectos

Proyecto
Red de Accesibilidad

Costes ABC

Proyecto
Plan Estratégico

Asociación de Fabricantes de Puertas y Afines de Castilla-La Mancha

Puerta de la Mancha

Centro Virtual de Iniciativa Empresarial

Centro Comercial Espacio4

Enlaces

Sevicio de Prevención Mancomunado de CLM

Asociación Centros Especiales de Empleo de CLM

   

Autoempleo > Guía de creación de empresas



En las siguientes líneas pasaremos a desarrollar el proceso de creación de una empresa a través de dos elementos:

La idea

En la actualidad, el hecho de crear una empresa y, en concreto, una Pequeña y Mediana Empresa (PYME), se ve acompañado de un alto grado de incertidumbre en función de las características que presenta el mundo económico actual, y más específicamente la alta competencia existente en cada uno de los sectores de actividad.
No basta con crear simplemente una empresa, sino que se trata de asegurar su viabilidad y su futuro, para lograr que los recursos dedicados no se malgasten inútilmente.
Todo proyecto de empresa se desarrolla en torno a una idea, que surge como consecuencia de la detección de oportunidades de negocio, en la producción de bienes o servicios demandados por la sociedad. ¿Cómo surge la idea? De múltiples formas. Por ejemplo:

  • Por la invención.
  • Por las aficiones o hobbies.
  • Por la observación de las tendencias sociales y nuevas necesidades.
  • Por la investigación de nuevos usos para cosas ordinarias.
  • Por la experiencia en el trabajo, mediante:
    • Perfeccionamiento de procesos productivos o de servicios.
    • Nuevos conocimientos, nuevos productos innovadores.
    • Nuevos servicios.

Es imprescindible preguntarse cuál es la necesidad que se pretende cubrir y constatar que no está ya cubierta por otro producto o servicio. En caso contrario, comprobar si este hecho se produce de modo adecuado.

El promotor

Antes de comenzar a plasmar el diseño de nuestra idea sobre el papel, es necesario reflexionar sobre uno mismo, ya que no todas las personas poseen las cualidades y los conocimientos para crear una empresa y dirigirla después (se pueden adquirir). Por ello, primero deberemos considerar los siguientes aspectos:

  1. Nuestras cualidades personales, valorando:
    • Capacidad para asumir riesgos y afrontarlos.
    • Capacidad organizativa.
    • Capacidad creativa e innovadora.
  2. Nuestros conocimientos profesionales:
    • Experiencia en el trabajo, a poder ser en el sector en el quepensamos competir.
    • Conocimiento de experiencias ajenas similares.
    • Evolución del entorno y, en especial, nuevas oportunidades demercados y de productos.
    • Conocimientos comerciales y técnicos.
    • Experiencia como empresario o gerente.

Es muy posible que no tengamos los conocimientos profesionales necesarios; por eso, deberemos conseguir un complemento, bien mediante la formación y preparación en aquellas materias carenciales, bien mediante la búsqueda de socios que complementen nuestros conocimientos, o simplemente mediante la contratación de servicios exteriores especializados (consulting, gestorías, asesorías jurídicas, profesionales especializados...).

En cualquier caso, si sentimos gran entusiasmo por nuestra idea, y nos encontramos dispuestos a asumir riesgos y a trabajar duro, podremos traducir nuestra idea al papel, desarrollando por escrito un proyecto de empresa, que aclare la presunta viabilidad de nuestra iniciativa, acercándonos a la realidad del sector donde pensamos introducirnos.

El primer elemento material a estudiar, por su importancia, será el lugar donde vamos a iniciar la actividad. Para ello, deberemos buscar uno que cumpla los requisitos de dimensión.